PINZAMIENTO SUBACROMIAL

El día de hoy tenemos un tema muy interesante sobre la mesa, vamos a hablar del pinzamiento subacromial.

Para poder entender un poco más acerca de esta condición o patología, debemos hacer un recuento de la anatomía de los huesos del hombro, si nosotros tocamos aquí, en esta parte del hombro, vamos a tocar un hueso qué es como un techo, debajo de ese techo se encuentra la cabeza del húmero, que es el hueso que le da forma al brazo, y hay un espacio comprendido entre hueso y hueso, por donde se desplazan los tendones que nos permiten hacer todos los movimientos del hombro; los tendones del manguito de los rotadores o manguito rotador.

Qué pasa en estas personas que tienen pinzamiento, el espacio por lo general en algunas personas disminuye, porque el techo crece como un gancho y hace que la cabeza se asiente o por la combinación de ambos entre otras cosas.

Cuándo se presenta esta condición, cada momento cada vez que hacemos una elevación del hombro, existe una fricción del tendón sobre esta parte del hueso, entonces las personas cuando hacen una elevación de las manos por encima de la cabeza, están produciendo una fricción del tendón, esto se manifiesta a través del dolor, dolor específico a ciertos movimientos como la elevación de las manos o cuando quieres hacer una extensión del hombro, por ejemplo quieres alcanzar algo que está detrás, estás manejando y quieres recoger algo y al momento de hacer este movimientos sientes un dolor intenso, eso es el pinzamiento. 

Porque le llamamos pinzamiento, porque al momento de hacer la elevación se pinzan los dos huesos, produciendo una inflamación de las  membranas o incluso llega a dañar el tendón, porque si nosotros vemos al tendón como una cuerda y hacemos que está cuerda pase por un fierro muchas veces, se dan para desgarrar parcialmente y puede terminar con un desgarro total. Esto suele ser muy frecuente en personas adultas y en personas jóvenes por lo general suele ser una inflamación de lo que llamamos la bursa.

Qué es lo que debemos hacer, cuáles son las recomendaciones; hay que tener en cuenta primero qué movimientos hacemos.

Si yo soy un deportista, donde el deporte que práctico tiene movimientos de elevación de las manos, por encima la cabeza como en  la natación, como en el baloncesto y en el voleibol o cualquier otro deporte, tengo que reposar un poco para bajar esa inflamación, si yo por ejemplo, veo que el dolor persiste o que he tenido algún tipo de condición un poco más fuerte, es muy probable que estemos frente a un grado mayor de lesión, que puede corresponder a  un tendón que esté desgarrado. Cuando se presenta esa condición, lo recomendable es acudir con un ortopedista o  traumatólogo, para hacer el diagnóstico exacto y poder brindar el tratamiento correcto.

Diagnostico

Cómo hacemos el diagnóstico de un pinzamiento subacromial.

 En primer lugar tiene que haber un buen examen físico, donde el médico a través de ciertos movimientos puntuales, va a determinar si estamos frente a esta patología. Si el médico sospecha fuertemente de esto, puede pedir una radiografía simple. El pinzamiento también puede conllevar a un desgarro del manguito rotador.

El médico en el examen físico, cuando hace su evaluación, puede también sospechar que está frente a un desgarro, si está frente un desgarro o sospecha del mismo, por lo general se pide una resonancia magnética, qué es la que nos permite determinar el estado específico de cada uno de los elementos del hombro. 

Cuál vendría a ser el tratamiento, depende mucho de los grados de lesión. 

Si tenemos una inflamación simple, podemos pasar con analgésicos, antiinflamatorios, reposo, podemos ir a terapia física y con ello se logra la resolución,  pero si estamos frente  a una condición un poco más severa dónde hay muy poco espacio entre los huesos, sería recomendable una cirugía para raspar un poco el hueso y liberar el espacio. De esa manera se puede permitir que los tendones tengan mayor libertad de movimiento y no sé dañen.

 Ahora qué pasaría si estamos frente a una lesión ya de los tendones, necesariamente habría que hacer una evaluación minuciosa de la condición del paciente, nos apoyaremos en las imágenes que tenemos, para determinar si amerita una cirugía o bien  hacer otro tipo de tratamiento.

TRATAMIENTO

Cómo tratar un pinzamiento subacromial.

 En primer lugar, hay que determinar el espacio entre los huesos, si el espacio es muy pequeño, el tratamiento puede ser dependiendo de las necesidades de la persona, por ejemplo una persona adulta no tiene muchas necesidades versus una persona joven, pongámonos en el caso de que hay poco espacio en una persona joven, podemos iniciar primero un tratamiento de terapia física y analgésicos antiinflamatorios, siempre y cuando el tendón no esté dañado.     

 De persistir la molestia podríamos pasar a un segundo nivel, que es infiltrar  corticoides localmente, para que él pueda desarrollar su vida normal y sin problemas. 

 Si a pesar de eso, reaparece la molestia y nosotros vemos que el requerimiento de esta persona es mucho mayor, podemos pasar a un siguiente nivel qué es una artroscopia, que consiste en entrar al hombro a través de unas cámaras y por las que podemos ver el espacio que hay entre los huesos .

 Una vez dentro, podemos hacer un raspado del hueso, para que de esa manera tengamos la posibilidad de ampliar el espacio y con ello el tendón tenga mucha más libertad de movimiento.  Así, de esa forma puede retomar sus actividades sin problemas, todo esto es por vía de la artroscopia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.